16 noviembre 2008

Madre Naturaleza

CONOCIMIENTO LA NATURALEZA

Cuando la belleza de las plantas
llega a mi corazon
enseñandome la perfeccion
de sus estructuras geometricas
y envolviendome con las energias vitales
que sugren de las plantas;
cuando la la ingenuedad de los animales
llega hasta mi enseñandome la simplisidad
sin malicia y la pureza de los "metales",
entonces yo conozco la tierra
que se ofrece a mi como Madre afectuosa
y yo me nutro alimentandome con Ella.
Cuando muro el mar sin limites
y me sumerjo en el
sintiendo la caricia de la ola y el rumor del oleaje
que se quiebra sobre las rocas y la arena
y percibo la sensacion
de profundidad de los abismos oscuros,
parecidos a las emociones humanas,
entonces conozco el agua que se ofrece a mi
como Madre afectuosa, y yo sacio mi sed
bebiendola y bañandome en Ella.
Cuando, observando el cielo,
mi mirada vuela en su profundidad
arrastrando mi alma hacia lejanias
iliminadas y ciento la caricia del viento
que se ofrece a mi con su soplo,
ya me apodero de el y lo respiro,
sacando de el el aliento vital,
entonces conozco el aire.
Cuando miro la llama
que ardiendo enciende mi corazon
con sus formas danzantes en un torbrllino
centelleante y yo, sumergiendome en ella
con el pensamiento, junto me elevo
hacia el Cielo
y sintiendome arder yo tambien
entro en ella, me sublimo y asciendo a Dios
en una adoracion ardiente,
y en el fervor de de la oracion,
a El aspiro como una llama abrasadora,
conozco el fuego
que arde dentro de mi, latente en mi corazon.
Entonces yo lo libero y el se expande
quemandolo todo dentro de mi
hasta hacerme igual a El.
Cuando este incendio
ha consumido todo lo mortal en mi,
yo existo, eterio, inmortal
parecido al fuego, sintiendo en mi
el principio de todas las cosas.
Entonces cada elemento esta en mi
y yo me amo a mi mismo en todos ellos,
en los que me reflejo
y con ellos me fundo en la gran llama.
De esta llama sugre un nuevo ser,
esencia de los cuatro,
yo en los cuatro, nuevo Ser dotado de Palabra.
Y Yo entonces canto, usando la palabra,
y todo se vuelve un canto,
se convierte en Armonia,
una Armonia Divina.
Ennio d'Alba

No hay comentarios.: